Los mejores secretos de alimentación durante el embarazo

 

Llevar una dieta equilibrada es fundamental para la salud en cualquier etapa de nuestra vida, pero durante la gestación adquiere una importancia especial. La alimentación durante el embarazo no solo influye en el bienestar de la madre, también en el del bebé.

Pero, quizá por ello, hay mucho mito alrededor de la nutrición en esos nueve meses. En este artículo vamos a tratar de repasar las claves más importantes al respecto. ¡Empezamos!

 

Objetivos de la alimentación durante el embarazo

 

Durante el embarazo tus necesidades nutricionales cambian, pero también los objetivos de nuestra alimentación, que durante un tiempo van más allá de cubrir nuestras necesidades nutricionales. A ello debemos añadir:

  • Satisfacer las necesidades nutricionales del bebé.
  • Preparar el organismo de la gestante para el momento del parto.
  • Generar una reserva de grasa para los meses de lactancia.

 

¿Cuánto peso debo ganar durante el embarazo?

 

El aumento de peso durante el embarazo es algo natural y necesario, pero lo adecuado es que sea un aumento controlado.

En cuanto a los números concretos es difícil precisar, ya que depende de numerosos factores, entre ellos el estado físico inicial de la embarazada. Pero, como norma general y para una mujer con un peso de partida normal, podemos hablar de una ganancia entre los 9 y los 12 kilogramos.

 

Dieta durante el embarazo

 

La consigna principal de la alimentación durante el embarazo es la misma de siempre: seguir una dieta equilibrada, consumiendo en la proporción adecuada y en cantidades moderadas productos de cada grupo de alimentos.

Para que te hagas una idea, la dieta mediterránea consta en su versión más canónica de un 50% de hidratos de carbono, un 30% de grasas -saludables en su mayoría- y un 20% de proteínas.

 

De manera más concreta y dividiendo el embarazo en tres etapas, la dieta durante el embarazo  suele ser:

  • Durante el primer trimestre, por lo general, no es necesario aumentar el consumo de calorías, pero sí hacer un seguimiento con nuestro médico para asegurar reservas y evitar complicaciones.
  • En el segundo trimestre se suele aplicar un ligero incremento de calorías, de unas 400, en forma de arroz, pasta y otros hidratos de carbono.
  • Para el tercer trimestre se mantiene el consumo calórico, pero aumentando el consumo de proteínas, porque son especialmente necesarias durante la última etapa del embarazo.

 

Alimentos a evitar durante el embarazo

 

Durante el embarazo existen muy pocas restricciones a nuestra alimentación. Sin embargo, por diferentes razones hay que ser cuidadoso con algunos productos, ya que pueden causar problemas en la gestación.

Algunos de ellos son la carne y el pescado crudo, los pescados azules de gran tamaño, algunos quesos, fiambres o embutidos o el café; pero al respecto nos extenderemos más en profundidad en un futuro artículo.

 

Estas son las líneas maestras de la alimentación durante el embarazo. Como siempre, más allá de lo dicho, te recomendamos seguir al pie de la letra las indicaciones de tu médico de cabecera y consultar con un dietista o nutricionista, nadie mejor que ellos para aconsejarte sobre la mejor dieta para ti y tu bebé.