Guía y recetas de Baby Led Weaning a partir de los 6 meses

Baby Led Weaning. ¿Qué es y cómo empezar? Incluye recetas

 

La alimentación de los hijos es un tema que inquieta a la mayoría de los padres y madres. Preocupación que se hace más notable a partir de los 6 meses de edad, cuando es recomendable comenzar con la alimentación complementaria.

Lo cierto es que, a lo largo de los años ha habido muchos cambios relacionados con este tema y es que hasta puede que tu pediatra te aconseje seguir ciertas pautas muy distintas a las que recomendaba hace unos años.

Es por eso por lo que en este artículo queremos hablar sobre el Baby Led Weaning (BLW), una forma de alimentación complementaria que puede convertirse en tu gran aliada en esta etapa.

Además, en la parte final del artículo, encontrarás unas recetas Baby Led Weaning que te servirán si te animas a probar este método.

Pero antes, ¿qué es eso de la alimentación complementaria?

¿Qué es la alimentación complementaria?

Antes de conocer qué es el BLW, es necesario que sepamos qué es eso de la alimentación complementaria.

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP):

«La alimentación complementaria (AC) se considera un proceso por el cual se ofrecen al lactante alimentos sólidos o líquidos distintos de la leche materna o de una fórmula infantil como complemento y no como sustitución de esta».

De esta definición es importante resaltar que se trata, como su propio nombre indica, de un complemento de la nutrición actual del niño y nunca una sustitución.

Hasta los 12 meses, la principal fuente de alimento de los bebés será la leche (ya sea materna o de fórmula).

Esta etapa sirve como transición a una forma de comer más compleja que tendrá lugar a partir del primer año.

Cuando hablamos de alimentación complementaria, podemos optar por diversas formas o métodos, pero como hemos adelantado al comienzo, en este artículo hablaremos sobre el Baby Led Weaning.

¿Qué es el Baby Led Weaning (BLW)?

El Baby Led Weaning (BLW) es un tipo de alimentación complementaria basada en la autorregulación por parte del bebé de la comida que ingiere. Esto quiere decir que será el propio niño el que gestione la comida que le vamos aportando, estando siempre bajo la vigilancia de un adulto.

Este tipo de alimentación complementaria tiene una serie de pros y contras que te contamos a continuación.

Ventajas del método BLW:

  • Desarrollo del niño. El bebé consigue mayor independencia y capacidad motora. Además, este tipo de alimentación complementaria ayuda a desarrollar la estructura de la boca y favorece la salida de los dientes.
  • Mayor interés por la comida. Los diferentes colores, formas y sabores llaman la atención del niño lo que favorece la aceptación de nuevos alimentos. Esto se traduce en una dieta más sana cuando sea adulto.
  • Mayor conciencia sobre su alimentación. Al ser ellos mismos los que regulan la cantidad de comida que toman, son más conscientes de cuando tienen hambre o ya están saciados lo que evita una sobrealimentación y previene la obesidad infantil.
  • Más conexión familiar. Este tipo de alimentación promueve el tiempo en familia y la unión, ya que nos convertimos en testigos directos del desarrollo y evolución de nuestro pequeño a la hora de comer. Además, al hacerlo todos a la vez las comidas se convierten en un momento de reunión familiar donde todos aprendemos.

Desventajas del método BLW:

  • La suciedad. Las primeras veces tu bebé se pondrá perdido y toda tu casa acabará llena de comida. Es normal. Aún no controla bien el movimiento de llevarse los alimentos a la boca y, en la mayoría de los casos, empezará a jugar con la comida. Esto es parte del proceso de descubrir los alimentos… Toda una aventura de aprendizaje.
  • Pensar que tu bebé se quedará con hambre. Esta no es una desventaja como tal, sino una falsa creencia en torno al BLW. Lo cierto es que en esta etapa y, como hemos comentado anteriormente, la nueva comida es un complemento y no debe sustituir a su fuente principal de nutrición: la leche.

Si después de saber qué es el BLW y los pros y contras que tiene este método te animas a probarlo, ten en cuenta que, aunque nuestro bebé tenga 6 meses, no quiere decir que esté preparado para ello.

Para saber si está listo para intentar iniciarse en este tipo de alimentación complementaria, comprueba que:

  1. Pueda mantenerse erguido y una buena postura sentado.
  2. Tenga la capacidad de deglutir correctamente.
  3. Que tenga interés por los alimentos y quiera probarlos.

Si observas estos tres puntos en tu hijo, entonces estará listo para empezar con la alimentación complementaria.

Y para que no te quedes sin ideas sobre qué comidas preparar, aquí tienes una serie de recetas que te serán de gran utilidad.

Recetas Baby Led Weaning a partir de los 6 meses

Sabemos que este tipo de alimentación se sale un poco de lo común y puede que estés algo perdida o perdido cuando hablamos de la preparación de su comida.

Al principio, lo mejor es darles los alimentos por separado y de uno en uno. Así facilitamos que el bebé se vaya acostumbrando a esta nueva rutina. Además, de esta forma podemos detectar fácilmente si un alimento le está sentando mal o no.

Sin embargo, cuando van creciendo podemos ser algo más creativos con las comidas que les preparamos y para ello queremos compartir contigo 3 recetas que le encantarán.

#1 Hamburguesa de calabacín y zanahoria

Necesitarás medio calabacín, una zanahoria, un huevo, leche vegetal y pan rallado.

Primero deberás rallar el medio calabacín y la zanahoria.

Luego mézclalos con el huevo y 5 cucharadas de leche vegetal.

Cuando esté todo bien mezclado añade 120 gramos de pan rallado. Dales forma de hamburguesa y al horno unos 10 o 15 minutos a 200 grados.

#2 Tortitas de guisantes

Para esta segunda receta necesitarás 500 gramos de guisantes, 140 gramos harina de maíz, avena o garbanzos, 2 huevos y aceite de oliva.

Primero deberemos cocer los guisantes. Una vez blanditos, mezclamos todo en un robot: guisantes, huevos y harina.

Trabajaremos la masa hasta darle forma de tortita que cocinaremos en una sartén con un poco de aceite de oliva.

#3 Galletas de plátano y coco

Esta sencilla receta es la merienda perfecta para tu pequeño. Solo tienes que triturar un plátano y mezclarlo con coco rallado.

Luego haz bolitas y colócalas en una bandeja de horno. Hornearlas durante 15 minutos a 180 grados y listo.

¡A disfrutar!

Consejos extra antes de comenzar con el Baby Led Weaning

Para finalizar con este artículo, queremos mencionarte una serie de consejos extra que te serán muy útiles cuando pongas en práctica las recetas Baby Led Weaning a partir de los 6 meses que te hemos compartido más arriba:

  1. Comienza en un ambiente seguro como puede ser el hogar familiar. Así tanto el bebé como tú os sentiréis a gusto y cómodos para empezar.
  2. La paciencia será tu mejor aliada. Este es un proceso de aprendizaje que le llevará un tiempo a tu hijo por lo que tendremos que ser pacientes y confiar en su capacidad de autorregulación.
  3. Ofrécele texturas y formas adecuadas a su edad. Ten en cuenta que no tiene dientes, así que los alimentos deben ser lo suficientemente blandos para que pueda deshacerlos con sus encías.
  4. Que los trozos sean grandes y en forma de bastón les ayuda a poder cogerlos mejor.
  5. Empieza ofreciendo un solo alimento. Así evitas que se distraiga con tanto estímulo y facilitas que se acostumbre a esta nueva rutina.
  6. Ve introduciendo alimentos de uno en uno para comprobar si sufre algún tipo de reacción alérgica.

Ahora que ya sabes qué es el Baby Led Weaning y cómo empezar, ¿te animas a probarlo?

Te vemos en el próximo,

Ciconea.