Cómo debe ser la caca de bebé en cada circunstancia

caca de bebé

¿Te preguntas cómo saber si la caca de tu bebé es normal? ¿Es normal que mi bebé haga mucha o poca caca? Estas son dudas comunes para muchos padres primerizos, ya que durante los primeros 12 meses de vida el bebé vive grandes cambios en su alimentación que hacen que las heces puedan tener distintos aspectos.

En este artículo vamos a mostrarte los colores más habituales en las heces de un recién nacido, así como aquellas situaciones que se salen de la norma y te aconsejamos que pongas en conocimiento de tu pediatra.

 

¿Cuánta caca debe hacer mi bebé al día?

La frecuencia con la que un bebé debería hacer caca es algo muy variable y difícil de cuantificar. Cada niño es un mundo, con sus propias circunstancias y su propio ritmo intestinal.

Además, su digestión va cambiando mes a mes, por lo que aquello que es habitual en un bebé recién nacido, no tiene por qué serlo en otro de varios meses de vida.

 

¿De qué color es la caca de bebé?

Quizá te sorprenda si eres un padre o una madre primeriza, pero la caca de bebé puede ser de colores y tonalidades muy variadas. Estos son algunos de ellos:

  • El meconio es la primera caca del bebé y suele ser de color negro alquitranado. Suele ser expulsado en las primeras 48 horas de vida y se compone de restos de líquido amniótico y otras sustancias ingeridas al nacer.

 

  • Las siguientes heces de los bebés suelen ser, durante un breve período de tiempo, de color amarillo verdoso.

 

  • El color amarillo mostaza es el más habitual mientras que la lactancia materna sea el único sustento del bebé., aunque en ocasiones también pueden ser más amarronadas y/o verdosas. Otra característica es que suelen ser explosivas, es decir, que se expulsan de manera repentina y ruidosa. En relación a la frecuencia, es normal que tu bebé haga caca frecuentemente (incluso después de cada toma), ya que su intestino ha pasado de estar en reposo hasta su nacimiento, y reacciona al alimento ahora, generando movimientos intestinales que favorecen la deposición.

 

  • Si tu bebé se alimenta con leche de fórmula, es posible que su caca adquiera un tono de amarillo más tostado. Además, lo normal es que su consistencia sea ligeramente más dura y que la frecuencia de las deposiciones sea algo menor.

Ninguna de estas tonalidades debería alarmarte, ya que están dentro de lo habitual en el desarrollo del bebé.

 

Las situaciones en las que deberías consultar con tu pediatra

Como has visto, las heces de tu bebé cambiarán mucho de color y consistencia durante su primero año de vida. No es algo que deba preocuparte por norma general.

Sin embargo, hay ciertas circunstancias que deberías poner en conocimiento de tu pediatra para que él determine si se trata de algo normal o si el bebé debe recibir algún tratamiento.

Estas son algunas de ellas:

  • Si las heces son de color rojo.
  • Si las heces son de color blanco.
  • Si sus deposiciones empiezan, de forma súbita, a ser menos constantes y de una mayor consistencia.
  • Si sus deposiciones empiezan, de golpe, a ser más constantes y de consistencia líquida o cercana a ello.

 

Esperamos que este artículo sobre la caca de bebé te haya sido útil y te ayude a estar más tranquila. Te animamos a que sigas consultando el contenido de nuestro Ciconea Family Club, ¡seguro que encontrarás más textos de tu interés!