Consejos para apoyar a los niños en la nueva normalidad

 

La pandemia del coronavirus ha supuesto un terremoto para nuestro modo de vida. En tres meses hemos incorporado nuevos hábitos a nuestro día a día, nuevas maneras de relacionarse que persistirán pese a la llegada de la nueva normalidad.

La tensión, la ansiedad y la incertidumbre provocada por el virus pueden ser causa de inestabilidad, tanto emocional como psicológica, en cualquier persona. También en los más pequeños, que en muchos casos son incapaces de entender el porqué de un viraje tan brusco en su rutina.

En este artículo vamos a tratar de dar respuesta a una de las preguntas más frecuentes durante la nueva normalidad, ¿cómo es recomendable proceder para evitar que este maremágnum afecte a nuestros hijos?

Hemos resumido toda la información que queremos transmitir en siete consejos prácticos para la nueva normalidad. ¡Toma nota!

 

No les ocultes información

Recuerda: son pequeños, pero lo entienden todo. Mentirles u ocultarles parte de la verdad no les hará más felices, al contrario, les impedirá comprender del todo las razones de lo que están viviendo.

Sí es recomendable adaptar la dureza del mensaje a la edad del receptor, pero solo con una visión global de la situación podrá ser consciente de la importancia de cumplir con las normas de higiene, reduciendo así el riesgo de contagio.

Ayúdales a expresar sus sentimientos

Que no se queden con dudas, que manifiesten su miedo o su incomprensión. Trata de fomentar un canal de comunicación fluido con tus hijos, de conseguir que se sientan cómodos al expresar lo que sienten con naturalidad.

Controla tus propias emociones

Para tus pequeños eres uno de sus grandes referentes. Si notan tu inquietud, tus nervios por la situación, ellos también lo sufrirán. Así, el estado de ánimo de tus hijos parte en primer lugar de tu propio control emocional.

Juegos divertidos…¡y con distancia social!

Es difícil conseguir que los niños mantengan entre ellos la distancia social, pero si les sugerimos entretenimientos –como el escondite o cualquier juego de mesa- que la permitan, todo será mucho más fácil.

¿Pantallas? Sí, pero…

La tablet, la videoconsola, las redes sociales…no son nada negativo per se, pero hay que tener en cuenta que su abuso puede derivar en diversos problemas. Así, lo recomendable es regular el tiempo diario que pueden dedicar a ello.

Establece una nueva rutina…

La rutina es clave para los niños, ¡y también para los adultos! Lo normal es que tus hijos –con la escuela y sus actividades extraescolares- tengan un horario establecido, al menos entre semana.

Con la nueva normalidad trata de mantener esa costumbre en la medida de lo posible: que cada día haya tiempo para el aprendizaje, la comida, el ocio o la familia.

…y que incluya el ejercicio

¡Y también para el deporte! Existen cientos de opciones, incluso dentro de la propia casa, que te permitirán hacerlo. La importancia del ejercicio en los niños, tanto a nivel físico como psicológico, es inmensa.

 

La adaptación de los niños a la nueva normalidad no tiene por qué ser un proceso complicado, pero requiere de tacto, paciencia y mucho cariño. Confía en ti, ¡estamos seguros de que lo harás muy bien!