Descubre los beneficios del Yoga Prenatal

El embarazo es una etapa única de la vida, un camino por explorar inimaginable lleno de sensaciones inéditas. Un viaje largo, con sus cuestas, bajadas, curvas, temporales y días radiantes. Un viaje en el que las emociones están a flor de piel y en el que la introspección se convierte en una forma de comunicación entre tu bebé y tú.

El yoga prenatal aparece como una herramienta de conexión entre mente y cuerpo en un momento tan especial. Conocerse y prepararse física y emocionalmente para las exigencias de un parto es fundamental para eliminar las inseguridades y los miedos que suelen surgir ante la espera de una situación que nunca se ha experimentado.

Además, el yoga te permitirá disfrutar de un momento de paz y relajación donde podrás desarrollar un diálogo interior con tu bebé, expandir esta dimensión y abrazar las sensaciones que se suceden.

Desde Ciconea, queremos compartir contigo algunas posturas de yoga que pueden ayudar a liberar tensiones y a reducir los niveles de estrés y ansiedad.

4 Posturas de Yoga para reducir tensiones

Es importante que antes de practicar cualquier postura de yoga consultes con tu ginecóloga, y que te acompañes de una profesora de yoga con experiencia en embarazadas que guíe tus primeros pasos. Además, si no has practicado yoga nunca, es mejor que esperes al segundo trimestre para comenzar.

Los ejercicios propuestos te ayudarán a

  • mejorar tu fuerza, resistencia y flexibilidad
  • mejorar tu equilibrio, movilidad articular y conciencia corporal 
  • mejorar la movilidad de tu suelo pélvico y el espacio en tu caja torácica
  • controlar la respiración 
  • lograr un estado de paz mental 
  • reducir la retención de líquidos
  • que el bebé alcance una postura óptima para el parto

Todos estos pasos clave te serán de gran ayuda durante el embarazo y el parto!

 

Algunos consejos para la práctica del Yoga Prenatal

Queremos compartir contigo también algunos de los consejos que debes de tener en cuenta para la práctica de yoga cuando estás embarazada.

Todas ellas deben practicarse de una forma suave, sin forzar, escuchando siempre al cuerpo y buscando una posición cómoda, donde la barriga tenga espacio y no haya riesgo de torsiones o de caída.

Es bueno evitar algunas de las posturas y adaptar otras.

  • No practicar asanas donde estés estirada sobre tu abdomen (cobra, langosta..).
  • No se deben realizar torsiones donde se comprima el abdomen.
  • Es recomendable evitar las posturas invertidas salvo que estés seguro de que no hay riesgo de caída.
  • No realizar asanas que requieran un sobreesfuerzo.

 

Desde Ciconea, te animamos a incluir en tu rutina durante el embarazo algún tipo de actividad física adaptada, como puede ser el yoga, la natación o andar, siempre y cuando no haya factores de riesgo, ya que su puesta en práctica es ampliamente recomendada por la comunidad científica obstétrica y notarás enseguida la infinidad de beneficios.

Esperamos que hayas disfrutado este artículo!

Equipo Ciconea .

EBOOK

Download our ebook about the first 100 days of your baby

image

Otras lecturas de interés

¿A qué edad ven los bebés?

  ¿A qué edad ven los bebés? Es una pregunta muy repetida. Algo lógico si tenemos en cuenta que la vista es el sentido menos desarrollado –de largo- por un

Leer más

Nuestras marcas